CASA RICARDO, UN SOBREVIVIENTE CHAMBERILERO.

por Celso Vázquez

Un agradable «viaje» a nuestro ayer más inmediato.

Una buena y placentera comida, muy tradicional y castiza, entre amigos en esta «ermita» sobreviviente de las tascas y casa de comida de mitad del siglo XX en este foro que fue, es,  la Villa y Corte.

Nos reunimos para recibir como hospitalarios anfitriones a nuestra amiga y gran mujer del vino y la gastronomía peruana y buena parte de Latinoamerica que es Cristina Vallarino. Nos reunimos cuatro amigos, profesionales de la enología, la sumillería y la comunicación periodística, todos avezados gastrónomos, Isabel Mijares, María Zarzalejos, Custodio López Zamarra y yo mismo.

Como queríamos «enseñar» un lugar clásico y cercano a su hotel en el barrio chamberilero de Quevedo/Arapiles, que y viera una oferta castiza, rica y asequible. Por eso nos decidimos por este auténtico «flash back» que es Casa Ricardo.

Este entrañable y reducido rincón abrió sus puertas en 1935 en el entonces casi nuevo barrio madrileño del Arguelles chamberilero, cerca del mercado del mercado de Vallehermoso (hoy totalmente renovada vado y en pleno fulgor) y cercano a otras emblemáticas tascas y tabernas clásicas como El Imperio, La Zamorana, Ananias, Casa Mundi o Membibre.

Tras la muerte del fundador, Ricardo, hoy en manos del veterano personal ecuatoriano que mantiene inmaculada su oferta clásica  y ambiente muy agradable, muy español y taurino que ponen el color a una atmósfera de otrora. Su público hoy sigue siendo vecinal y familiar, con jóvenes que acuden a su nueva y cómoda terraza de cinco mesas.

Su cocina no desentona y se convierte en un seguro para los amantes de la tradición gastronómica en especial de los amantes, sabios, de la casquería.

Tomamos un largo menú, a la carta, compartido de sus especialidades.  Consistió en:

* Ensaladilla Rusa, clásica receta, correcta y jugosa, algo insulsa. Más gustó.

* Tomate con Ventresca de Atún claro, finas rodajas de tomate de ensalada, rojiverde, con una correcta ventresca, fresca y buen aliño y aceite.

* Croquetas de jamón, bastante buenas, correctas de cremosidad y bien fritas. Algo «dulce» la besamel pero gustaron a la mayoría.

* Sesos de lechal a la romana, cortados, inusualmente en vez de en «buñuelo» en lonchitas transversales rebozadas y fritas, muy ricas.

* Morcilla de cebolla y piñones, toledana, sin tripa, suave y sabrosa, con toques dulces agradables.

* Mollejas de lechal, muy correctas, esponjosas, bien troceadas y salteadas, muy ricas.

* Riñones de lechal, cortados por la mitad, con un poco de su capa grasa, y guisados en salsa. Muy ricos de punto. Un poco sosos.

* Callos Madrileña, bastante cabal este plato clásico, con los tres elementos, tripa, para y morro, sabrosos y de salsa bien trabada. Ricos.

* Chuletitas de cordero, de palo y de ruñonada, ambas muy sabrosas y tiernas. Un clásico recomendable.

Después de unas cañas en copa de cerveza bien tiradas, bebimos un tinto Tagonius 2018, tempranillo, syrah, merlot y cabernet sauvignon y tras siete meses en barrica con D. Origen de Madrid, bastante equilibrado y elegante, con una gran relación entre la madera y la fruta muy interesante.

Y un tinto tempranillo de la castellana D. de Origen Arlanza que nos trajo, Isabel, al que asesora, Gran Lerma 2015, Finca El Boruro, un vino fresco, muy agradable, complejo de matices, comedida potencia  y una personalidad que armonizó (ambos) estupendamente con los platos degustados.

De postre tomamos algunos, tres, sorbete de limón con y sin cava, filloas de crema, y todos cafés.

Al final sostuvimos una agradable y sugerente tertulia en la terraza, un agradable oasis en el ajetreado y urbanita barrio.

Todo fueron 204’05 €. A 40’81 € por persona. Lo cual es muy razonable. Muy buena relación calidad/precio.

Un lugar para recomendar, sobre todo para recordar o mostrar a jóvenes y forasteros como comíamos los abuelos en el Madrid de mitad del siglo pasado.

No olvide reservar mesa dado el reducido espacio.

CASA RICARDO

Tasca Casa de Comidas, 1935

Fernando el Católico, 31

Teléfono: 914 47 61 19

28015 Madrid

https://www.casaricardo.net/

Artículos Relacionados

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, acepta que este sitio web almacene y maneje sus datos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar navegando en nuestra web si así lo desea. Aceptar Leer más