ESTAS SON LAS DIFERENCIAS ENTRE LAS RABAS Y LOS CALAMARES

por Celso Vázquez

¡Una de rabas! ¡Una de calamares! Es uno de nuestros platos y tapas típicos. Están presentes en la carta de cualquier bar, restaurante y chiringuito. Siempre se distinguen y se sirven separados, pero muchos a veces los confunden o se piensan que son lo mismo. ¿Quién tiene razón? ¿Hay alguna diferencia entre ambos? Y si es así, ¿cuáles? Vamos a responder a esta pregunta y para cuando pidas una u otra saber si da igual o no. Lo que si da igual será desde el disfrute, porque ambas son deliciosas y gustan a todo el mundo, da igual en pleno invierno que en una terraza en la playa a 30 grados.

LO PRIMERO: ¿SON LO MISMO?

Y no nos referimos al plato en si, porque está claro que no, sino al producto. Tienen una pinta parecida y saben igual, así que a muchos les da igual pedir una u otra. Otros al menos buscan el capricho de preferir los aros de los calamares, más delgados y por tanto más crujientes con el rebozado, y otros se quedan con la alargadas rabas. más gruesas y por tanto con más producto digamos. Pero ya te adelantamos que es lo mismo, en el sentido de que son una parte de un mismo organismo, el calamar. En uno se aprecia más una parte y en otro el conjunto.

QUÉ SON LOS CALAMARES Y QUÉ SON LAS RABAS

Con las rabas se aprecia más en calamar en si porque son los tentáculos de calamar cortados en rodajas más o menos finas. Los tentáculos y la cola del calamar se pueden aprovechar para otras recetas, como un rissoto o un escabeche.

En el caso del calamar es el conjunto, que al partirlo longitudinalmente da lugar al aro característico. En ambos casos lo típico y que más gusta es enharinarlo, rebozarlo y freírlo en abundante y caliente aceite.

CÓMO CONSEGUIR LAS RABAS DEL CALAMAR: ANTES, HAY QUE LIMPIARLO

Para servir rabas, debes coger el cuerpo entero del calamar con una mano y con la otra tirar de la cabeza de los tentáculos en dirección contraria, en caso de que compres todo en la pescadería y tú te encargues de todo el proceso en casa.

A continuación, haces un corte por encima de los ojos del calamar y te quedas con los tentáculos, comprobando que en la base de los mismos se ha quedado la boca del calamar y si es así quítasela y tírala.

LA PARTE CON LA QUE HARÁS LAS RABAS

Ahora cortaremos el tubo del calamar en rodajas finas y como decíamos se enharina y reboza para freír en la sartén con abundante aceite que calentaremos previamente bien, ya que es como quedarán perfectos y blandos por dentro y crujiente el rebozado por fuera. Es uno de los platos más fáciles y rápidos de preparar, además de gustar a todos y ser económico, con lo que es la ración o tapa perfecta para cualquier negocio.

¿Y LA RABA?

Sobre todo en Cantabria habrás oído o visto en las cartas de establecimientos la raba en vez de calamares o rabas. ¿Es lo mismo? Lo cierto es que si y puede variar por su tamaño. No dejan de ser en este caso incluso más genérico, aludiendo a aros, tiras o trozos de algunas especies de cefalópodos enharinados y fritos en aceite caliente.

Así, la raba no deja de ser un clamar frito preparado a base de calamares fritos rebozados o pulpo rebozado o en harina que ya sabéis que se puede encontrar en muchos bares y restaurantes de los países que disfrutan de la cocina mediterránea y atlántica.

LOS CALAMARES Y RABAS Y EL REBOZADO VAN UNIDOS

La verdad es que es muy raro pedir o que te sirvan calamares o rabas que no estén rebozados. Es lo que más gusta y lo que hace este plato que sea tan típico en nuestro país, al nivel de la tortilla de patatas o de las patatas bravas.

El término «a la romana» va íntimamente unido sobre todo a la palabra «calamares». Esto no es más que la forma de cocinarlos que hemos visto con el rebozado y la fritura. Ya sabes: se pasa primero por harina, luego por huevo batido y finalmente sumergidos en aceite a una temperatura de unos 180 grados.

VARIANTES POR EL MUNDO

También se usa la palabra raba en lugares como Argentina, pero aquí no es un plato sino el cebo que usan los pescadores y que están hechas a base de huevas de bacalao. También tenemos el concepto «rava» o «rava dosa», que no es otra cosa que un concepto indio que da nombre a un panqueque indio del sur del país, derivado de la popular dosa. Se hace con rava, especialmente rava de Bombai​ (rave en canarés, ravai en tamil) o semolina, que no necesita fermentación y suele considerarse un tiffin rápido.

RECETAS TÍPICAS EN OTROS PAÍSES A BASE DE CALAMARES O RABAS

Los calamares se consumen en muchas cocinas. En inglés, el nombre culinario calamari se utiliza a menudo para los platos de calamares. Hay muchas formas de preparar y cocinar los calamares. Sabemos que los calamares fritos son habituales en el Mediterráneo: En Líbano y Siria, se sirve con salsa tártara; en Nueva Zelanda, Australia, Estados Unidos y Canadá, así como en Sudáfrica, se venden en tiendas de pescado y patatas fritas; en Gran Bretaña se puede encontrar en forma de «calamares» mediterráneos o de «calamares fritos con sal y pimienta» asiáticos en diversos establecimientos, a menudo servidos como aperitivo de bar, comida callejera o entrante.

¿Y EN ORIENTE?

El calamar puede prepararse para su consumo de otras formas y en otros lugares, en este caso con el denominador común de que son recetas orientales. En Corea a veces se sirve crudo y en otros lugares se utiliza como sushi, sashimi y tempura, a la parrilla, relleno, rebozado, guisado en salsa y servido en salteados, arroces y platos de fideos. El calamar seco desmenuzado es un tentempié común en algunas regiones asiáticas, incluida Asia Oriental. Como vemos los calamares y rabas es de lo mas común y consumido, porque es un producto barato y que se pesca masivamente por todo el mundo.

Fuente: MONCLOA

por Félix Esteban

Artículos Relacionados

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, acepta que este sitio web almacene y maneje sus datos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar navegando en nuestra web si así lo desea. Aceptar Leer más