EXPOSICIÓN EN GARBERA (SAN SEBASTIÁN) SOBRE LA MUJER EN LA GASTRONOMÍA VASCA

por Celso Vázquez

por Celso Vázquez Manzanares

Garbera acoge la exposición ‘Gatza eta Piperra’ que propone un viaje por la gastronomía vasca, desde la época romana hasta nuestros días, con la mujer como auténtica protagonista. En ella, se descubre el papel que tuvo la mujer, su aportación y la impronta que dejó en la cocina vasca.

La exposición se ha planteado como un trayecto por la historia de la gastronomía de Euskadi, en la que la mujer estaba presente en todos los ámbitos: en la agricultura, la ganadería, la pesca, el comercio, la conservación de los alimentos y su preparación y su servicio. Hasta llegar a la actualidad, con las mujeres ocupando puestos de gran relevancia dentro de este sector y ejerciendo como sumilleres, jefas de cocina, directoras de hoteles, nutricionistas, escritoras o periodistas gastronómicas.

Con esta exposición se pretende recuperar la historia de las mujeres que se han dedicado a la gastronomía, una trayectoria de la que prácticamente no hay referencias. “Existe la transmisión silenciosa del saber, pero casi ningún nombre propio y poco reconocimiento a su labor, una ausencia de difusión de su obra e, incluso, de su propia biografía”, explican los responsables de la muestra.

Por ello, el objetivo último es poner en valor la contribución de las mujeres vascas a la gastronomía de Euskadi, reconocida internacionalmente, explicando el papel decisivo que tienen tanto en la transmisión, como en la investigación e innovación gastronómica. Luisa Tellería es la comisaria de la muestra, que también cuenta con la colaboración de Aizpea Goenaga y con el apoyo de la Asociación de Hostelería de Gipuzkoa.

En la inauguración, además de las comisarias, participaron en una mesa redonda tres mujeres importantes en el panorama actual:

Rebeca Barainca, nació se crio en Ciudad Real, pero vive en San Sebastián desde los 17 años. En esta ciudad, emprendió con la apertura de Galerna en 2016, “un lugar volcado con la esencia, el entorno, los vinos y el producto de cercanía”, define la cocinera su casa que nació con apenas 9 mesas. En su joven trayectoria, este restaurante donostiarra ha recibido reconocimientos como un Bib Gourmand de Guía Michelin, el Premio ‘Más Gastronomía’ o la nominación como Cocineros Revelación en Madrid Fusión en 2020, año en el que Rebeca fue incluida en la lista ‘100 Jóvenes Talentos de la Gastronomía’ de Basque Culianary Center.

Shua Ibañez, segunda sommelier de uno de los grandes templos de nuestra gastronomía y de la gastronomía mundial, como es el restaurante Arzak, comenzó su andadura también muy joven, con 16 años. Empezó como ayudante de camarera en el restaurante michelin que actualmente trabaja, y poco a poco ha ido adentrándose en el mundo de los vinos. Con el objetivo de especializarse en el mundo enólogo, ha realizado un máster y varios cursos en instituciones de alto nivel, además de estar actualizándose con catas casi todas las semanas en diferentes bodegas de prestigio, para mejorar sus competencias. Además, ha sido reconocida con el premio a la mejor sommelier en los premios Talento Gastro de 2021.

Arantxa Ciaurriz, estudió arquitectura para seguir los pasos de su padre cuando era joven, pero por cuestiones de la vida, terminó tomando las riendas y el legado de su tío, el bar Casa Alcalde de la Parte Vieja donostiarra. Le gustó tanto este mundo, que, al poco tiempo de regentar este bar, empezó la andadura con el bar Baztan, homenajeando así a su tierra. Es empresaria, pero como ella bien dice, también es ayudante de cocina y camarera. Le gusta estar al pie del cañón, en el meollo, en contacto con los clientes. Para ella, es la clave para gestionar bien el negocio y ofrecer tanto al empleado como al cliente la mejor experiencia gastronómica.

La exposición está ubicada en el nuevo espacio de restauración y ocio de Garbera, que cuenta con doce restaurantes de sellos locales, nacionales e internacionales. Garbera vuelve a demostrar así su compromiso con la comunidad, con una muestra en la que la mujer juega un papel esencial. El centro continuará cediendo espacios para que las asociaciones y colectivos puedan mostrar sus creaciones, sus costumbres y su trabajo, convirtiéndose en un escaparate de lo que sucede en los barrios de Donostia.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, acepta que este sitio web almacene y maneje sus datos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar navegando en nuestra web si así lo desea. Aceptar Leer más