GOe SE PRESENTA COMO «UN PROYECTO ABIERTO A LA CIUDAD DESDE LA INNOVACIÓN, INVESTIGACIÓN, FORMACIÓN Y EMPRENDIMIENTO»

por Celso Vázquez

por Celso Vázquez Manzanares

GOe, iniciativa estratégica de Basque Culinary Center, se presenta como «un proyecto abierto a la ciudad desde la innovación, investigación, formación y emprendimiento». Se trata de un proyecto que «dará respuesta a los retos futuros de la gastronomía combinando ciencia, talento y tecnología».

El director general de Basque Culinary Center (BCC), Joxe Mari Aizega, ha señalado que también conforma un espacio que, situado en el barrio de Gros en San Sebastián, «ofrece y crea nuevos puntos de encuentro para la ciudadanía gracias al diseño de diferentes actividades».

En un encuentro con medios de comunicación, Aizega ha detallado que el edificio contará con ocho cocinas de investigación y formación, sala de análisis sensorial, diez laboratorios entre los que se cuenta con laboratorios físico-químicos, de microbiología, un taller de creatividad, un estudio de producción audiovisual, más de 1.000 m2 de espacios de co-working, espacios para empresas, aulas y cocinas polivalentes, un auditorio, un restaurante de experimentación y testeo, y una cantina.

Según ha apuntado, en el edificio «van a convivir diferentes actores, por lo que la interrelación entre actividad, espacios y contenido va a ser permanente». Así, «la transparencia provoca que, tanto desde el exterior, como desde el interior, se visualice lo que está sucediendo en el edificio». Otra de las características es que los espacios cambiarán en función de necesidades y actividad.

Aizega ha afirmado que crear un espacio «abierto a la ciudad donde los ciudadanos pudieran participar en diferentes actividades fue uno de los objetivos iniciales del proyecto que ha estado presente desde su conceptualización inicial». Además, ha destacado que uno de los retos es «activar y dinamizar una comunidad de innovación (investigadores, emprendedores, estudiantes)».

PROGRAMACIÓN ABIERTA

En GOe se contará con una programación semanal de encuentros y actividades que serán abiertas y con acceso libre. La formación avanzada será a través de la Facultad de Ciencias Gastronómicas. Dentro de las actividades culturales se programarán ciclos, charlas y conferencias relacionadas con la gastronomía, ciencia e innovación desde una perspectiva divulgativa.

También se celebrarán eventos culturales y sociales abiertos a la ciudad en los que la gastronomía dialogue con otras artes y disciplinas, al igual que sucede en Basque Culinary Center. Por otra parte, existirán espacios expositivos en el edificio donde artistas multidisciplinares podrán exhibir y exponer sus creaciones.

Estas actividades se desplegarán en diferentes espacios abiertos de GOe tales como el Gastro Hall, la escalera monumental, o el auditorio, que tiene cabida para 200 personas. Asimismo, están previstos dos espacios que funcionarán a modo de aulas educativas. Una dirigida a la educación gastronómica y alimentaria de niños y niñas, y otra dirigida a personas mayores. Tendrán una configuración de espacios interactivos y prácticos, equipados con módulos de cocina.

Por último, en la parte de investigación e innovación los ciudadanos podrán participar en proyectos de investigación liderados por el centro tecnológico. GOe también contará con una cafetería y un restaurante que funcionarán siguiendo el esquema de Basque Culinary Center.

SOSTENIBILIDAD

Los responsables del proyecto han defendido que representa «un vínculo sostenible, un puente entre la comunidad, el mar y la montaña», y que una de las principales premisas del diseño es «la creación de nuevos espacios públicos que fomenten el encuentro y el diálogo, fortaleciendo la cohesión social en el barrio y la ciudad».

«La inclusión de una plaza y la transformación de las cubiertas en áreas transitables y ajardinadas no solo embellecen el entorno, sino que también mejoran la accesibilidad y la calidad de vida de los residentes», han añadido. Además, el edificio GOe «destaca por su enfoque eficiente y tecnológicamente avanzado».

En relación al arbolado y a la vegetación, han apuntado que «una de las principales características del proyecto es la transformación de la cubierta en un parque, creando así un nuevo ecosistema que ofrece hábitats y refugio para la fauna local» y, tal y como han afirmado, «se ha realizado un inventario de la vegetación inicial con el objetivo de plantear un proyecto que conserve dicha huella». Además, se compensarán las pérdidas de vegetación reforestando, con una doble alineación de árboles, estimados en 42 árboles, el tramo de la Avenida Navarra paralelo al edificio.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, acepta que este sitio web almacene y maneje sus datos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar navegando en nuestra web si así lo desea. Aceptar Leer más