LA SANGRÍA

por Celso Vázquez

Una de las bebidas españolas más internacionales…

Y la verdad es que, aparte de tópicos y no ser de las más  consumidas por los nacionales, es todo un emblema «typical spanish» para los turistas que nos visitan (en el top de consumo en tablaos y fiestas) y de muchos españolitos emigrados con saudade de su tierra.

Zurracapote

Y no es menos cierto que esta especie de ponche en su naturaleza, origen e ingredientes es profundamente española. De la cepa el vino y licores y de nuestros frutales característicos los cítricos y frutas de hueso.

Hoy, ya comenzando el estío abrasador causa de impenitentes sedes y época de soberanas siestas, he leído un buen artículo, como siempre del maestro periodista gastronómico, Enric Ribera Gabandé, veterano y  viajado, sobre nuestra sangría.

Por lo que creo les puede interesar conocer más y curiosidades dades de esta veraniega y festiva bebida que en otras zonas y modas bebidas parecidas se denominan calimocho, zurracapote en la Rioja o cuerva en la manchega Albacete.

Les dejo con ello:

Rafael Rincón JM

«LA SANGRÍA, BEBIDA POR EXCELENCIA DEL TURISTA»

«Curiosidades de la vida señalan que la festivalera y popular bebida de la sangría, al margen que se toma en España desde mediados del siglo XIX, sitúan su origen en las Antillas, cuando eran colonia británica. Dudas, dudas…Muchas dudas son las que se barajan en torno a este barroco brebaje, muy posiblemente, de facto hispánico. Desde la inmigración española a Argentina, entre los años 1860 y 1960, es bastante habitual su consumo en el país de Sudamérica, que lo prepara y sirve en un jarro de cristal típico español, especialmente durante los veranos suaves del Hemisferio Sur.

¿Qué es la sangría? ¿De qué se compone? ¿Cuántas preparaciones se conocen? El Diccionario de la Real Academia define a la sangría como “bebida refrescante que se compone de agua y vino con azúcar y limón u otros aditamentos”. No obstante, esta obra escrita señala que en Toledo y Ciudad Real la sangría recibe el nombre de zurra, a pesar de que zurra y sangría son dos cosas distintas. En la sangría no se utilizan como ingredientes, bebidas alcohólicas de fuerte graduación. En la zurra, por el contrario, sí. A pesar de todo, mucha gente confunde la zurra y la sangría.

El vino tinto es la base vínica de la sangría, en clara evocación al color de la sangre. En algunas ocasiones también se hace con vino blanco, denominándose sangría blanca, aunque cuando interviene el vino blanco acostumbra recibir el nombre de clarea. En la comunidad catalana también se hace con vino espumoso de cava, por lo que se dice sangría de cava. Tanto si es vino tinto como blanco, se utilizan caldos jóvenes y afrutados, sin tener en cuenta la graduación alcohólica, ya que el agua que se le añade rebajará la cantidad de alcohol que contiene.

Otro de los ingredientes imprescindibles de la sangría es el azúcar, que se aconseja incorporarlo en forma semi líquida para que se disuelva de una manera uniforme. No debe predominar el sabor del azúcar, por lo que el dulzor debe ser moderado. El zumo de limón también debe estar presente. El resto de frutas como la naranja, el melocotón, el albaricoque, la pera, la manzana y el plátano se incorporan de una manera troceada.

Existe gente que la espolvorea con canela. Esta operación se hace más habitualmente en la clarea. La preparación debe permanecer unas dos o tres horas en maceración, incorporándole en alguna ocasión refrescos de limón y naranja, también brandy o un poco de vermut rojo, lo que le hace ser una sangría más cabezona. Muchos son los turistas anglosajones, franceses, rusos, noruegos y escandinavos que se llegan a emborrachar con este brebaje, o cuando menos, se ponen muy contentos. La sangría está considerada la bebida, por excelencia, del turista».

por Enric Ribera Gabandé

RECETA FÁCIL DE LA SANGRÍA

«La receta de sangría es una de las bebidas más populares de todo el mundo, básicamente consiste en vino, fruta picada, refresco, azúcar o azúcar o algún otro endulcorante y licores.

INGREDIENTES

  • 1 botella de vino tinto de tu preferencia
  • 2 tazas de fruta de temporada cortada en cuadros
  • 1 litro de refresco de limón o de naranja

INSTRUCCIONES

Incorpora la fruta cortada en un jarra de vidrio o copa con hielo (dependiendo cómo decidas presentarlo).

Sirve después una tercera parte del contenedor con el vino tinto y rellena 2 terceras partes con el refresco».

Receta de Cocina Fácil.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, acepta que este sitio web almacene y maneje sus datos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar navegando en nuestra web si así lo desea. Aceptar Leer más