LOS CHEFS VASCOS RETIRAN LA ANGULA DEL MENÚ PARA PROTEGER LA ESPECIE QUE PODRÁ ESTAR VEDADA EN TODA EUROPA

por Celso Vázquez

por Celso Vázquez Manzanares

Más de 3.500 cocineros de 18 países, han hecho una llamada a las administraciones europeas y a las de sus respectivos estados a que tomen medidas para evitar la desaparición de la anguila europea, que se halla en estado de «peligro crítico», el paso «previo a al extinción».

A raíz de la alerta lanzada por la ONG Ethic Ocean, los 21 chefs de la red internacional Realis & Châteaux, han acordado la retirada de la anguila y la angula en sus menús, con Pedro Subijana a la Cabeza. «La primera medida que hemos tomado es que se comunique cada uno dentro de su país con sus instituciones y sus medios para explicar que hay un peligro gravísimo e inminente de extinción de la especie y por otro lado pedir una moratoria, antes se hizo con la anchoa y dio resultado», explica Subijana, también presidente de honor en la asociación Euro-Toques.

Esta organización, que preside Andoni Luis Aduriz, y de la que forman parte Subijana y Juan Mari Arzak, ha hecho público, por su parte, un comunicado en el que da la voz de alarma sobre la situación de la anguila y en el que pide a sus colegas de profesión que eviten cocinar especies amenazadas.

Este 10 y 11 de diciembre, el Consejo Europeo de Agricultura y Pesca decidirá, en este línea, las medidas restrictivas en torno a la pesca de la anguila en toda Europa, con la posibilidad de veda o pesca cero que los expertos y cocineros reclaman

Caída del 90% en costas europeas

«Los cocineros y cocineras debemos comprometernos a no utilizar en nuestros restaurantes especies y productos amenazados con desaparecer. Y debemos pedir a nuestras administraciones tanto europeas como estatales que tomen medidas al respecto. Tenemos que proteger la anguila ya», destacan desde Euro-Toques.

A la Administración central le reclaman en concreto que incluya a la anguila «en el Catálogo español de Especies Amenazadas».

Euro-Toques señala que «el reclutamiento de anguila -el número de angulas que llegan a las costas europeas- ha caído por debajo del 90 % sobre el de los años 80», lo que ha hecho a su vez aumentar su precio. «Se ha convertido en un producto de lujo, lo que ha fomentado su pesca y comercio ilegal», remarcan.

Desde 2007 existe una regulación europea que obliga a los estados miembros a tomar medidas para al recuperación de la anguila, «pero no se observan signos de recuperación», y recuerda que el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES) «lleva desde el año 2000 aconsejando evitar todas las capturas de anguila».

«Hemos llegado a 2023 con una rotunda recomendación, veda total, cero capturas. Además, piden que se tomen medidas para evitar otras mortalidades antrópicas y mejorar su hábitat. Es fundamental que se siga el consejo científico, se cese la pesquería y se incluya al anguila europea en el Catálogo español de Especies Amenazadas», subrayan.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, acepta que este sitio web almacene y maneje sus datos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar navegando en nuestra web si así lo desea. Aceptar Leer más