LOS MONASTERIOS DE ESPAÑA CELEBRAN SU PRIMERA FERIA EN LA PLAZA MAYOR DE MADRID

por Celso Vázquez

por Celso Vázquez Manzanares

Que visitar este puente la Plaza Mayor es casi un deporte de riesgo no es ninguna sorpresa, pero sí lo es que su fachada principal, la conocida como la Casa de la Panadería, abre sus puertas al público por primera vez para convertirse en un espacio de vida contemplativa en el que más de 80 monasterios venden sus dulces y artesanía navideña.

La I Feria Monástica llegó este miércoles, hasta el día 11 de diciembre, al punto neurálgico de la capital, al sitio más ruidoso y concurrido en estas fechas, para reunir por primera vez en un solo espacio todos los productos monásticos tradicionales de España, más de 900 dulces que se pueden comprar desde este miércoles 6 hasta el domingo.

El polvorón es “sin duda” el producto estrella y el reclamo de las personas que visitan la Sala de Bóvedas de la Casa de la Panadería, pero también lo es la yema, un dulce que demuestra, según la directora de esta iniciativa que la gente “tiene mucha morriña” del monasterio de su ciudad de origen y acude con recortes de cajas para hacerse con una.

Alejandra Salinas dirige la Fundación Contemplare, una iniciativa de unos laicos, “cada uno de su padre y de su madre”, a los que les une “la fascinación por la vida contemplativa”; por ello, han “montado” esta feria, para dar a conocer este producto artesanal “exquisito” y elaborado en silencio y oración.

Pero Salinas insiste también en que la gente busca aquí reencontrarse con su pueblo o su ciudad, “se ve la morriña de cada sitio” la idea también es que cada uno pueda volver al monasterio, “que llame a la puerta” y vuelva a tener un encuentro con la orden a la que hace tiempo que no vuelve.

Así, la Casa de la Panadería, un increíble edificio que tanto turistas como madrileños están acostumbrados a ver sólo por fuera, se abre de par en par con dos ambientes habilitados exclusivamente para esta ocasión: la Sala de Bóvedas, a modo de cripta, donde comprar dulces navideños, cestas de navidad artesanales y hasta vino y cerveza; y el Salón Real, con balcones a la plaza, donde estarán a la venta los belenes, figuras navideñas, tallas e iconos: 300 objetos artísticos diferentes que moldean y pintan los contemplativos.

Además, cada tarde habrá un tiempo de encuentro para escuchar a los protagonistas de esta I Feria Monástica: los hombres y las mujeres que han entregado su vida a la oración y a la contemplación.

Y vale la pena acercarse, tanto para conocer su artesanía, como para adentrarse en este mundo contemplativo que España lidera a nivel mundial con creces: “uno de cada tres monjes del mundo vive en España”, cuenta la directora de Contemplare.

La Casa de la Panadería abrirá todo el puente desde las 11.00 a 20.00 horas y, todos los días a las 17:30 horas, los monjes de la Comunidad del Cordero ofrecerán una explicación del emblemático icono de la Natividad; habrá conciertos sorpresa de música sacra; y ocasiones de diálogo personal.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, acepta que este sitio web almacene y maneje sus datos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar navegando en nuestra web si así lo desea. Aceptar Leer más