LOS VINOS DE LA TERRA Y CON DENOMINACIÓN DE ORIGEN DE BALEARES AUMENTAN SU PRODUCCIÓN UN 14% EN 2021 Y MARCAN RÉCORD

por Celso Vázquez

por Celso Vázquez Manzanares

Los vinos con figuras de calidad como Vi de la Terra y con Denominación de Origen en Baleares han aumentado su producción un 14,2 por ciento este 2021, hasta 64.548 hectolitros, su dato histórico más alto.

Así lo ha comunicado este miércoles la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación. Las cifras se refieren a las ocho figuras registradas en las Islas: DO Binissalem, DO Pla i Llevant, Vi de la Terra de Mallorca, Vi de la Terra Eivissa, Vi de la Terra Illa de Menorca, Vi de la Terra de Formentera, Vi de la Terra Illes Balears y Vi de la Terra Serra de Tramuntana.

El 43,5% de esta producción fue vino tinto, un 38,2% fue vino blanco y un 18,3% fue vino rosado. Los mayores incrementos de producción corresponden al vino rosado (un 27% más) y el vino blanco (un 21% más).

Vi de la Terra de Formentera, con un 54,8% de aumento, y Vi de la Terra de Mallorca, con un 24,8%, son las dos marcas de calidad que más han incrementado la producción de vino.

En cuanto a la producción de uva, se produjeron 10.113 toneladas en 2022, un 15,8% más que el año pasado. La producción media por hectárea fue de 4.418 kilos, un 12,8% superior a 2021.

Si bien el 60,6% de la uva vendimiada fue negra, el mayor incremento fue en relación con la uva blanca, con un 27,7% más que el año anterior, debido a la creciente demanda de vinos blancos.

La Conselleria ha destacado que el año agrícola empezó con lluvias considerables en noviembre de 2021, que permitieron abrevar la tierra, seguido de un invierno sin heladas y una primavera cálida y con algunas lluvias (más de 100 litros por m2 en algunas comarcas), lo que favorecía una buena vendimia.

El verano fue muy caluroso con una ola de calor de 17 días con temperaturas máximas superiores a 35 grados, que llegaron a superar los 40 grados, y con temperaturas mínimas por encima de los 20 grados. En muchas comarcas, el viñedo sufrió por el calor y la sequedad, lo que limitó la producción y algunos viñedos utilizaron el goteo para suplementar la pérdida de agua por evapotranspiración.

Por otra parte, la baja humedad favoreció la calidad de la uva, por lo que fue una vendimia de uva muy sana.

En 2022 se destinaron a producir uvas por vinos de calidad diferenciada 2.009,6 hectáreas, un 3,2% más que la añada de 2021. Crecen en un 12,8% las hectáreas de Vi de Mallorca y en un 3,9% de la DO Pla i Llevant.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, acepta que este sitio web almacene y maneje sus datos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar navegando en nuestra web si así lo desea. Aceptar Leer más