PICOROCO: EL PRIMO HERMANO DEL PERCEBE

por Celso Vázquez

QUE ES UN MONSTRUOSO ‘ALIEN’ DE LAS COSTAS DEL SUR DEL PACÍFICO

«Un verdadero susto marino, tan horroroso como extraño pero verdaderamente delicioso»

El picoroco (Austromegabalanus psittacus) a pesar de ser semejante a un molusco, por poseer y estar protegido por una estructura similar a una especie de concha, pero que es una casa protectora y que en realidad es un crustáceo de la clase de los Cirripedia, como el percebe.

¿Cómo es?

Por lo tanto es un crustáceo cirrípedo de la familia Balanidae, que habita las costas del centro sur del Perú, las de todo Chile y el exte mo sur de Argentina, Tierra de Fuego.

En su vida larval, pasa un tiempo en una columna de agua, se asienta, sufre metamorfosis y, posteriormente en su vida adulta, vive fijo a un sustrato rocoso.

Como todos los cirrípedos, el picoroco, es morfológicamente muy distinto al resto de los crustáceos, es un organismo sésil, sujeto al sustrato y que vive en colonias.

Su cuerpo blando está rodeado de placas calcáreas murales: rostro, carina y placas laterales, que forman el caparazón y las operculares: tergo y escudo, que están asociadas a la alimentación, respiración y muda. Viven cementados sobre el sustrato sobre una  envoltura robusta y firme compuesta por placas murales calcáreas en forma cilíndrica.

Tiene una armadura blanca, violeta y pardo que es robusta y firme, compuesta por placas en forma cilíndrica. En estado adulto, es completamente inmóvil y adherido a la roca. Se despiertan con el cambio de marea.

En la parte anterior posee una abertura rostral, por donde asoman las valvas operculares. En su interior, se encuentran las gónadas y el músculo abductor. Es de color blanco con incorporaciones de color violeta y pardo.

Son animales filtradores omnívoros y no requieren de alimentación complementaria.

Son hermafroditas simultáneos y poseen un desarrollo larval que incluye etapas tempranas dentro de la cavidad del cuerpo de los adultos. Tras esto emerge una larva nauplio que habita el plancton hasta alcanzar el estado llamado Cipris, donde se asienta y metamorfosea. El reclutamiento ocurre en profundidades que van de 4 a 6 m.

Distribución

Es encontrado frecuentemente colonizando boyas, muelles, botes y objetos semi-sumergidos.

El Picoroco es un crustáceo que habita desde las islas Lobos Afuera (Perú) en el 06°24’48.2“ Latitud Sur, hasta el Estrecho de Magallanes, el archipiélago de Juan Fernández y en la costa sur del océano Atlántico, Ushuaia (Argentina) en el  52° y 56° Latitud Sur.

Habita en entre los 5 y 7 m de profundidad, formando densos grupos que pueden alcanzar grandes dimensiones. Es encontrado frecuentemente colonizando boyas, muelles, botes y objetos semi-sumergidos.

Reproducción

A diferencia de muchos crustáceos, posee alta fecundidad, es omnívoro, gregario, sésil y lo que lo convierte en un excelente candidato para su cultivo. Tiene tasas de crecimiento aceleradas en individuos de edad temprana, las que disminuyen considerablemente en individuos de mayor edad. Además se ha observado que el crecimiento es más alto a mayores profundidades. En cultivo se ha observado un aumento de la biomasa de 15 veces en un periodo de 18 meses.

Se trata de organismos hermafroditas simultáneos, con apareamiento cruzado, donde el ejemplar que actúa de hembra es fecundado por el macho. La hembra retiene los huevos en su interior por alrededor de 3-4 semanas, para dar origen a larvas libres nadadoras en estado de nauplio.

La hembra incuba todo el desarrollo de embriones dentro de su cavidad hasta la primera etapa de larva. Tienen 6 etapas nauplio donde nadan libremente en el plancton. Posterior a esto, cuando han transcurrido alrededor de 45 días se obtiene la larva cipris que es característica de los cirrípedos. Una vez alcanzado este estado, la larva mide 1mm. y se asienta en un sustrato.

Gastronomía y Comercio

Es una de las pocas especies de cirrípedo consumidas como alimento, siendo la otra más conocida el percebe (Pollicipes pollicipes) en España, Francia, Portugal y Marruecos.

Y es consumido tradicional y mayoritariamente en la gastronomía chilena.

Su carne carne que recuerda a la del centollo o los grandes cangrejos. Es compacta, dulce, elegante y seductora y es muy apreciada que hay que cocer unos s treinta minutos, y es uno de los ingredientes del tradicional plato ‘Curanto’ chileno. También en platos como Caldillos con Aji verde o en Chupes.

Los mayores desembarques se dan en la Región de Los Lagos (Chile), principalmente en las localidades de Calbuco, Maullin, Pargua, Carelmapu, Puerto Mont e isla de Chiloé.

Su máxima extracción alcanzó las 4449 toneladas en 1972, disminuyendo de manera progresiva hasta llegar a un mínimo de 96 toneladas el 2010.

En la actualidad existen proyectos para el cultivo del picoroco en la costa de Chile, ya que el descenso de las poblaciones como consecuencia de la sobreexplotación ha limitado su potencial comercial.

Rafael Rincón JM

Artículos Relacionados

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, acepta que este sitio web almacene y maneje sus datos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar navegando en nuestra web si así lo desea. Aceptar Leer más