PREMIOS DE LA ASOCIACIÓN FRISONA A LOS MEJORES QUESOS, SOBAOS Y QUESADAS DE CANTABRIA

por Celso Vázquez

Por Las Garmillas tierno y Cervellán, Roberto Hoyo y su hija Lorena recogieron sendos premios, a los que se sumó el del mejor queso absoluto de Cantabria para Cervellán. «Es un reconocimiento importante para nuestra labor como queseros artesanales. Nos hace una ilusión muy grande y se lo dedico al equipo, al tiempo que agradezco a AFCA esta iniciativa».

Roberto Hoyo y su hija Lorena

En el contexto del agitado debate abierto sobre el precio de la leche de vaca y de lo poco que se le paga a los ganaderos por litro, un año más AFCA, la Asociación Frisona de Cantabria, organizó el concurso regional para elegir los mejores quesos, quesadas y sobaos que se elaboran en Cantabria en 2021 con esta materia prima. Los premios, cuyos ganadores ya se adelantaron en estas páginas tras la celebración de la cata a ciegas, se entregaron en la sede de AFCA el pasado lunes. Fernando Ruiz, gerente de asociación, hizo entrega a los representantes de Las Garmillas, Casa El Macho, Casa Carral, Quesoba, La Pasiega de Peña Pelada, Los Tiemblos y Quesería Río Deva sendos diplomas, las escarapelas -como si de un concurso ganadero se tratara- y las etiquetas que durante los próximos doce meses lucirán las elaboraciones distinguidas y que constituyen una garantía para el consumidor de la excelencia que ostentan estos quesos, quesadas y sobaos.

No faltó nadie a la cita, porque como se puso de relieve en las conversaciones entre ellos durante el acto, « estos premios ya han alcanzado mucho prestigio a pesar de que son apenas cuatro las ediciones celebradas. Tienen mucha repercusión y la gente ya los conoce, habla de ellos y se guía a la hora de comprar», comentaba uno de ellos.

Roberto Hoyo, de Las Garmillas, ponía énfasis en el compromiso que ha adquirido AFCA con esta iniciativa «ya que viene bien a todo el sector», mientras que Gumersindo Fernández, de Casa El Macho, otorgaba mucho valor al premio por la forma de desarrollarse el concurso: «Contar con un jurado con 18 personas vinculadas al sector que hagan la cata a ciegas es muy importante para el prestigio de los premios».

Por su parte, María Jesús Vega, de Casa Carral, señalaba que en su caso «hemos notado desde que se dio la noticia una demanda mucho mayor de las quesadas. Hemos tenido colas en la puerta del establecimiento y eso es gracias al impacto que tiene el premio».

Fernando Ruiz, desde el punto de vista del organizador, cree que Cantabria «necesita dar valor añadido a la excelente leche que produce, ya que de esta forma se genera más riqueza. Y potenciar a quienes lo hacen es uno de los objetivos de esta iniciativa». También mostró su satisfacción por la alta participación de elaboradores en los diferentes concursos -51 quesos de 17 queserías, 9 quesadas y 12 sobaos-, la más alta de todas las ediciones celebradas y por la predisposición y colaboración de los miembros de jurado para dedicar toda una tarde a probar las muestras de quesos, sobaos y quesadas.

Otros asuntos de actualidad en los que los artesanos compartieron inquietudes fue el tema de los premios, «apenas podemos repercutir en nuestras elaboraciones las fuertes subidas de precios y en algunos casos hasta carencia de suministros que estamos sufriendo en los últimos meses: luz, combustibles, cartón y materias primas básicas… Son tiempos complicados, económicamente y socialmente hablando, para subir los precios. Y esto juega en contra de la rentabilidad de nuestras pequeñas empresas», señaló otro de los asistentes.

Procedencia de la leche

Al tratarse de un concurso de productos elaborados con leche de vaca, todos los ganadores tuvieron un recuerdo para quienes les suministran este preciado líquido. En el caso de Las Garmillas, se trata de leche seleccionada de ganaderos de la zona oriental de la región. La Pasiega de Peña Pelada y Río Deva se abastecen de leche de AgroCantabria de los Valles Pasiegos y Liébana, respectivamente. Quesoba emplea leche cruda de tres ganaderos del Valle de Soba. Los Tiemblos tiene ganadería propia con 30 vacas certificadas en ecológico. Casa Carral emplea leche de Granja Cudaña solo fresca. Y Casa El Macho tiene también ganadería propia, con unas doscientas vacas, dirigida por un primo de Gúmer, Manolo Fernández.

Fuente: Diario Montañés

Artículos Relacionados

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, acepta que este sitio web almacene y maneje sus datos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar navegando en nuestra web si así lo desea. Aceptar Leer más