QUESERÍA DOÑA FRANCISCA, COVICA Y BERROCALES TRUJILLANOS, PREMIOS ESPIGA A LOS MEJORES QUESOS CON DOP DE EXTREMADURA

por Celso Vázquez

por Celso Vázquez Manzanares

La Quesería Doña Francisca, la Cooperativa Agrícola Ganadera de Castuera (Covica) y Berrocales Trujillanos han obtenido los máximos galardones de los IV Premios Espiga de Caja Rural de Extremadura, en las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) Torta del Casar, La Serena e Ibores, respectivamente.

Los ganadores estos Premios Espiga se han dado a conocer este jueves en una gala celebrada en la Finca El Toril de Caja Rural de Extremadura, a la que han asistido el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; la consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, Begoña García Bernal; el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo; el director general de la entidad, Juan Palacios, y representantes de las DOP, entre otras autoridades.

Así, en la categoría de Torta del Casar, además de la Espiga de Oro para la Quesería Doña Francisca, se ha concedido la Espiga de Plata Iberqués Extremadura y la de Bronce a Quesería El Castúo.

Por su parte, la Cooperativa Agrícola Ganadera de Castuera (Covica) Covica ha conseguido la Espiga de Oro en la modalidad de Queso de la Serena, mientras que el galardón de plata ha sido para Arteserena, y el de bronce para Quesería Tierra de Barros.

Además, Berrocales Trujillanos ha resultado la empresa ganadora en la categoría de Queso Ibores, mientras que Ignacio Plaza Mariscal ha logrado la Espiga de Plata, y Quesería Almonte, la Espiga de Bronce.

En esta cuarta edición, como novedad se ha entregado un diploma a Manuel Domínguez, profesor de Hostelería y Turismo en el IES San Fernando de Badajoz, por su labor como cortador profesional de los quesos que han participado en el concurso.

Durante el transcurso de la gala de entrega de premios, el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, ha destacado el trabajo que realizan las denominaciones de origen queseras de la región, que «han hecho una labor que es de reconocer en poco tiempo, y ahí está la prueba: están en todos los mercados, incluso internacionales».

Además, Urbano Caballo ha señalado que este concurso conjunto de las DOP demuestra que «estas uniones consiguen mejorar todo lo que de manera individual no se logra», ante lo que ha reafirmado que Caja Rural de Extremadura está «al servicio del sector agrícola y ganadero».

En ese sentido, el presidente de Caja Rural ha reafirmado que la entidad «va a potenciar la Oficina Técnica Agraria» para «seguir teniendo esa atención personalizada que se ha dado a los expedientes de la PAC».

Por su parte, y en representación de los consejos reguladores de las denominaciones que colaboran en el concurso, el director técnico de Torta del Casar, Javier Muñoz, ha agradecido a Caja Rural de Extremadura la convocatoria de estos premios, que «ayudan notablemente a la promoción de los quesos con DOP de Extremadura».

Muñoz ha resaltado que esta promoción resulta de «extrema utilidad para alcanzar un mejor posicionamiento en los mercados», ya que hace que el trabajo de los ganaderos y queseros acogidos a la DO «se vea recompensado y sigan apostando por mantenerse dentro de los esquemas de calidad diferenciada».

Por todo ello, ha expresado el deseo de que en la próxima edición se incorpore un cuarto premio para la DOP Acehúche, que este año ha logrado la protección.

Finalmente, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha cerrado esta gala de entrega de premios destacando el papel de las denominaciones de origen, las indicaciones geográficas protegidas y las cooperativas en la transformación del sector agroganadero en la región, donde «la especialización, el esfuerzo, la unidad y todo lo que ello ha supuesto, se ha manifestado en formas de exportaciones».

En su intervención, el presidente extremeño ha recordado que Extremadura exporta el doble que hace diez años, algo que «no es fruto de la casualidad», sino del trabajo y el sacrificio de toda una generación de gente que no solo se limitó a hacer un producto y de calidad, sino que además diversificó y lo llevó «allende los mares».

En este sentido, Fernández Vara ha valorado el esfuerzo del sector en un momento muy complicado, donde «lo que era la cotidiano, como darle a un botón para que empezase a funcionar», condiciona ahora los planes de negocio.

Y es que, según ha reconocido el presidente, la gastronomía ha adquirido una gran influencia a nivel mundial, ya que «el alimento y su transformación despiertan el interés de los consumidores y, en este sentido, hay pocas regiones donde se produzca el hecho de que puedas crear un menú completo y que todo sea denominación de origen, algo que pasa en Extremadura», ha asegurado.

Fernández Vara ha señalado que las D.O han tenido un importante impacto en el desarrollo del papel de la mujer en el sector agroalimentario, reconociéndolas y dándoles el lugar que les corresponde, así como el enorme trabajo que han hecho con el relevo generacional en esta industria.

«Las D.O. han servido para que haya referentes en todo ese proceso y han permitido la entrada a una nueva generación de jóvenes que vienen con una manera distinta de hacer las cosas», ha concluido.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, acepta que este sitio web almacene y maneje sus datos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar navegando en nuestra web si así lo desea. Aceptar Leer más