VALLADOLID ACOGERÁ EN MARZO DE 2022 LA CATA DE ROSADOS DEL CONCURSO MUNDIAL DE BRUSELAS

por Celso Vázquez

por Celso Vázquez Manzanares

Valladolid se convertirá en marzo de 2022 en escaparate a nivel internacional del sector del rosado con motivo de la cata de estos caldos en el marco del Concurso Mundial de Bruselas, en el que medio centenar de catadores deberá elegir los mejores de entre cerca de 1.300 muestras llegadas desde todas las partes del mundo.

La capital ya acogió en 2017 el Concurso Mundial de Bruselas y la experiencia de aquella «exitosa» iniciativa la vuelven a retomar ahora cinco años después el Ayuntamiento y la Diputación de Valladolid para ser sede del Rosé Selection, dentro del mismo certamen, que se desarrollará los días 11, 12 y 13 de marzo del próximo año en el Museo Patio Herreriano y que reunirá, específicamente, a los mejores rosados.

«El concurso es un escaparate único, incomparable, para nuestros rosados y la competencia va a ser muy dura», ha destacado el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, quien apuesta por esta iniciativa, al igual de lo que el Consistorio y la Diputación hicieron hace cinco años, convencido de que la misma supone un «elemento dinamizador de la economía y el turismo de la provincia».

El regidor vallisoletano ha confirmado igualmente el interés del Ayuntamiento, la Diputación y la Consejería de Agricultura por atraer a la capital la Gala de las Estrellas Michelin para la próxima edición o futuras con la intención de que la gastronomía no solo sea protagonista sino que la misma comparta espacio con los vinos de Castilla y León.

CRECIMIENTO A DOS CIFRAS

El presidente del certamen, Baudouin Havaux, ha justificado la elección de Valladolid como una «evidencia» debido a la importancia del sector en la provincia, sede de hasta cinco denominación de origen y 27.000 hectáreas de viñedos de cerca de una veintena de variedades de uva, y ha subrayado la pujanza del sector del rosado en todo el mundo, «con un crecimiento a dos cifras tanto en consumo como producción».

Y es que el consumo de rosado en el mundo pasó entre 2002 y 2018 de 18,3 millones de hectolitros a 26 millones, lo que supone un aumento de casi un 40 por ciento, un incremento muy ligado a la demanda de los ‘millenials’, que representan una base de clientes cada vez mayor.

Además, los países de Europa Occidental y los Estados Unidos son los mayores consumidores del mundo. Todo ello ha supuesto que el rosado siga ganando peso en el mercado y que desde el Concurso Mundial de Bruselas se hayan planteada este certamen para dar a esta variedad la atención que merece a nivel internacional.

Para Havaux, esta nueva edición del Concurso Mundial de Bruselas es una «oportunidad de posicionar en el mapa a Valladolid como la gran capital del vino, en particular de rosados».

Por su parte, el vicepresidente primero de la Diputación de Valladolid, Víctor Alonso Monge, ha incidido en que la provincia es un «referente» en el sector del vino y, en tal sentido, ha recordado distintas iniciativas puestas en marcha por la institución provincial como la creación del Museo del Vino y los congresos sobre el rosado celebrados en el Castillo de Fuensaldaña.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, acepta que este sitio web almacene y maneje sus datos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar navegando en nuestra web si así lo desea. Aceptar Leer más